Historia

Los excursionistas se quedan en Callosa d´En Sarrià y no suelen pasar de ahí aunque a tan solo 5 kilómetros de la civilización, a 3 kilometros de las Fuentes del Algar y a 25 minutos en coche de Benidorm, Albir o Altea, todavía se pueden ver lugares que se conservan exactamente igual que hace cincuenta años. Este es el caso de Bolulla con un censo actual de 427 personas. donde volvemos a la agricultura, a las casas apiñadas de un solo piso y a la tranquilidad. El origen se sitúa en la época musulmana, como una alquería, siendo reconquistada por las huestes del Rey Jaime I en 1254. Al norte del término municipal, en la cima del monte Castellet, se alzan los restos del Castillo de Gartx.

Pasear por su término municipal ofrece numerosas sorpresas: fuentes y cascadas, que ayudan a regar las huertas con cultivos de naranjos, limoneros y nísperos, se mezclan con las huertas de secano, en forma de escalera para salvar el desnivel del terreno, con almendros, algarrobos y olivos. Además, aquí y allí, restos de construcciones antiguas que evidencian el pasado agrorural, como corrales, aljibes, eras, hornos de cal o yeso, o riuraus. Diversos itinerarios permiten al viajero disfrutar de esta oferta paisajística entre montañas, fuentes y tradición, a pie por sus sendas o en cualquier tipo de vehículo, por las diferentes carreteras rurales que unen la localidad con cada punto del municipio y con los términos vecinos. Bolulla es un rincón por descubrir que permite vivir la naturaleza combinada con la tranquilidad y a una distancia mínima de la agitación de la costa.